Jaime Castellanos: Del Campo a la mesa

Escrito por lacocinadejcastellanos 07-11-2017 en Jaime Castellanos. Comentarios (0)

Jaime Castellanos: Del Campo a la mesa


¡Bienvenidos una semana más a La Cocina de Jaime Castellanos! Como ya sabéis para llevar una dieta equilibrada y sana, hay que comer un poco de todo. Por esa razón, esta semana traigo un post sobre los productos de proximidad o también conocidos como productos Km 0; el consumir estos alimentos tiene diversas ventajas y se los cuento a continuación.

Los productos Km 0 o el consumo de productos de proximidad son términos poco conocidos que hacen referencia a productos que consideran la distancia que hay entre el lugar de origen del producto y el lugar en el que este producto es finalmente consumido. Estos conceptos también hacen referencia a promover el consumo de productos de temporada, promoviendo que sean productos orgánicos que tienen procedencia de cultivos ecológicos.

Se denomina a un producto como Km0 o de proximidad cuando la distancia entre el origen del producto y el lugar donde se consume es como máximo 100 km. Toda esta filosofía de productos de proximidad se respalda en la asociación “Slow Food”, en contraposición del fast food, que tiene como objetivo reivindicar el placer de comer sano y el conocimiento sobre los alimentos.

El hecho de hacer énfasis en el consumo de comida orgánica, es porque ésta aporta beneficios a la salud de quién los consume, además de favorecer el medio ambiente por no usar pesticidas ni abonos químicos.

¿Qué ventajas nos ofrecen los productos Km0?

·  Ecológicas: Al acortar las distancias la huella ecológica de los productos Km 0 es mucho menor. Permite ahorrar los costes que el transporte internacional implica, adicionalmente se reduce el impacto ambiental en forma de contaminación, emisiones de gases, la generación de residuos por la necesidad de más embalaje.

·  Gastronómicas: los alimentos recién extraídos de la tierra, conservan más propiedades, tienen mejor sabor y olor.

·  Económicas: Se da circulación y se refuerza la economía local de pequeños y medianos productores. Por otro lado el consumidor también puede convertirse en productor de algunos de sus alimentos cultivando un huerto en casa, lo que a su vez permitiría ahorrar dinero de la compra y comer más sano.

·  Sociales: Poco a poco se genera una concienciación en la ciudadanía con respecto a los productos que consumen; se genera interés sobre el origen de los productos y como estos se pueden elaborar.

Esto es todo por esta semana. Espero que os haya gustado y que esta información le sea útil para que se animen a consumir estos productos. ¡Pueden enviar sus comentarios a cualquiera de mis redes sociales!

¡Hasta la próxima!